Como me imagino todo este mundo a través del trabajo – Revista Corazón de la Tierra, número 1, año 1, mayo-junio del 2016

Ideas que crean realidades basadas en la expansión de la conciencia natural humana

Como me imagino  todo este mundo a través del trabajo 

Me cuestiono y contesto; como erradicar la pobreza de los niños de la calle en México,  muy sencillo, ofreciendo becas a los padres (casi todos en condiciones de verdadera precariedad) para que sus hijos puedan ir a la escuela, pero una escuela diferente, no la escuela que basa su “educación” en la competencia, necesitamos crear un sistema nuevo de enseñanza, lúdico, ecológico, científico, en donde en lugar de enseñarles a leer en primer año, se les enseñe la historia de los dinosaurios, que; para un niño, esta es la base de la historia natural, enseñarle la creación de los bosques y selvas y, los principios de la agricultura orgánica y la cocina vegana.

Siempre soy yo el cuestionado cuando hablo de la importancia de estas dos actividades, desde la perspectiva científica, si al planeta tierra le quedan cinco mil millones de años, las únicas actividades que pueden ser permanentes son estas dos, precisamente, y este  es el sentido de visión; sí queremos  encontrar la belleza del ser humano; mientras tengamos gobernantes que no aman, tendremos una sociedad totalmente enfocada a vestirse por fuera, hacer dinero y aparentar ser felices en el orden económico sumamente in equitativo, en donde un gran empresario gana en un minuto lo que yo gano en un año o en cinco años, este es el principio fundamental de la crisis humana actual, la desigualdad como herramienta de manipulación a los pobres, la indiferencia de los que tienen poder, de los que presumen ser felices, el modelo de sociedad que ofrecen estas políticas no es permanente, más bien gastan billones en destruir los corazones de las personas para convertirlas en personas sin sentimientos, aquí es donde entra usted, usted estimado lector tiene la última palabra, es como una democracia planetaria, el que quiere el mal simplemente no le importa el sentir de lo que le rodea, tierra, animales, seres humanos, aire agua, al que le importa, al que ama y adora a sus hijos, el que sueña, el que tienen ideas bellas, el que comparte conocimientos, el que le desea la paz y el amor para todo el mundo,  si usted es de estos seres, si usted se siente como tal, con unas ganas inmensas de que todo esto mejore, de que todos y cada uno de los niños y niñas que habitan esta tierra y este país tengan acceso a la felicidad… Que tiene de malo la felicidad que es tan tremendamente odiada y custodiada por las políticas, gobernantes y empresarios, que de malo tiene ser feliz, amar con dulzura, comer saludable, respirar tranquilo, que de malo tiene soñar con caminar por todo el mundo sin temor al daño, debemos abrir nuestros ojos para imaginar que sociedad merecemos y que comunidad queremos, yo definitivamente le otorgo todo mi trabajo y mi esfuerzo a mejorar mi mundo, a soñar trabajando que todo el cambio que desean nuestros hijos e hijas es posible…

Por esto nace Corazón de la Tierra, otro esfuerzo periodístico más, para buscar la expansión de realidades bellas, hermosas, en donde nuestro corazón pueda hablar sin recibir castigo alguno, en donde tenga todas las puertas abiertas para nunca dejar de crear, de imaginar, de hacer ideas que mejoran mi vida, en donde la permacultura y la sustentabilidad sean la base de la educación científica…

Les dedico todo mi trabajo, mi esfuerzo y dedicación.

Este último mes estuve en la montaña sembrando, sembré maíz, frijol, uva, manzana, brócoli, lechuga, lenteja, jitomate, papa, entre otras cosas, inventé una milpa bio intensiva, hice pequeños filtros de agua blanda para los cultivos, pero lo más importante en mi cosmovisión fue crear cultivos más resistentes a la seca, cultivos que guardan humedad por más tiempo y resisten de manera más larga y fuerte esta sequía, tan evitable como que las semillas crecen, y… dejar de consumir productos cárnicos, refrescos embotellados y tener una tala sumamente moderada…Ojalá algún próximo gobernante otorgue bonos de bosque (no de plantaciones de árboles como lo hizo la ONU en años pasados),  los bosques endémicos son esenciales para los sistemas de lluvia, todo lo que la tierra nos pide para cuidarla NO extrañamente también cuida nuestra salud…

Gerardo González Miranda

Corazón de la Tierra

Revista Corazón de la Tierra, número 1, año 1, mayo-junio del 2016

Nota: La versión impresa saldrá aproximadamente una semana después de la versión digital. Se distribuye en San Cristóbal de las Casas y los altos de Chiapas en su versión impresa, y a más de 25 países a nivel digital, muchas veces nos han reproducido lo cual agradecemos.

juntosecotrulyFoto: http://www.ecotrulypark.org/

Fuente: https://permatelemaiz.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s